El ojo y la nutrición

La ciencia demostró que la nutrición puede impactar en la formación de cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), dos causas de ceguera frecuentes. La nutrición es muy importante debido a que una vez diagnosticadas, el tratamiento puede ser limitado.

Las cataratas de desarrollan cuando las proteínas de la lente natural son dañadas, lo que hace que el mismo se opaque. El estrés oxidativo, principalmente de la luz ultravioleta parecería jugar un rol fundamental en el desarrollo de cataratas. La vitamina E se encuentra en la membrana de todas las células donde las protege del daño por oxidación. Algunos estudios sugieren que la vitamina C es también protectora del cristalino.

La DMRE se caracteriza por “agujeros” o inconsistencias en el centro de la imagen. Esto de debe a que células de la mácula, el área central de la visión se ven afectadas. La mácula contiene una alta cantidad de células encargadas de generar una imagen de color nítida. Cuando hay una perdida celular, las mismas no pueden regenerarse. La visión afectada ya no se puede recuperar.

Concentraciones de vitamina E han demostrado ser protectoras contra DMRE. Algunos investigadores también encontraron beneficios en aumentar los niveles en sangre de dos pigmentos provenientes de plantas llamados Luteina y Zeaxantina.

La DMRE se caracteriza por “agujeros” o inconsistencias en el centro de la imagen. Esto de debe a que células de la mácula, el área central de la visión se ven afectadas. La mácula contiene una alta cantidad de células encargadas de generar una imagen de color nítida. Cuando hay una perdida celular, las mismas no pueden regenerarse. La visión afectada ya no se puede recuperarComer 5 porciones de fruta y vegetales diarios provee mas de 100mg de vitamina C, 2 porciones de nueces y semillas pueden proveer entre 8 a 14mg de vitamina E. Algunos estudios sugieren consumir 6mg o mas por día de carotenos para disminuir el riesgo de DMRE y cataratas. Debido a la conocida asociación entre la nutrición y el desarrollo de estas dos entidades, parecería prudente incrementar el consumo de ciertos productos ricos en vitaminas.

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos Omega-3 poli-insaturados de cadena larga como el ácido docosahexaenoico (ADH) son esenciales para el desarrollo del cerebro y del ojo. Los ácidos grasos Omega-3 están presentes en el pescado siendo máximos en la caballa, pescado blanco, atún y salmón. Recientemente se descubrió un gen autosómico dominante en la DMRE relacionado con el metabolismo del ADH. Aunque sea precoz asegurar que el consumo de este ácido graso puede beneficiar algunos casos de DMRE, parece lógico incrementar su consumo. Como parte de los beneficios extra-oculares, el Omega-3 ha demostrado un efecto protector contra la enfermedad coronaria y positivo en la salud en general.

pescados

Vitamina A, C, y E

Vitaminas con propiedades antioxidantes han sido asociadas con múltiples condiciones oculares en muchas investigaciones. Ayudan a mantener saludables muchas de las células y tejidos del ojo. La vitamina A, C y E se encuentran en diferentes frutas y vegetales como la naranja, kiwis, damascos secos, vegetales de hojas verdes, tomates, morrones, zanahorias y espinacas. También se encuentran en nueces, semillas, productos lácteos y huevos.

productos lacteos

ZINC

El zinc tiene un rol importante en el funcionamiento normal de la rodopsina, una proteína que utilizan los fotoreceptores. El zinc esta presente en alimentos con alto contenido proteico como la carne, el cerdo y los cereales integrales.

cereales integrales

Antioxidantes

Recientemente, se ha sugerido que dos tipos de antioxidantes conocidos como carotenos, llamados Luteina y Zeaxantin pueden contribuir a la salud ocular. Se trata de carotenos que solo de localizan en el ojo. Se encuentran en productos vegetales y en la fruta. Un estudio muy importante encontró un riesgo significativamente menor en desarrollar DMRE en personas con alta contenido sistémico en sangre de Luteina y Zeaxantina. La luteína se puede encontrar en pimientos amarillos, mango, arándanos y productos de hoja verde como el kale, espinaca, brócoli y la acelga. La Zeaxantina se encuentra en pimientos dulces naranjas, brócoli, choclo, lechuga, espinaca, mandarinas, naranjas y huevos.

verduras verdes

Suplementos

Se encuentras disponible múltiples complementos vitamínicos en el mercado con el objetivo de incorporar los elementos previamente discutidos. Es importante concientizar que una dieta sana variada que incluya pescado, vegetales y frutas puede ser suficiente sin la necesidad de agregar suplementos. Además, ESTOS SUPLEMENTOS NO REEMPLAZAN A UNA DIETA SALUDABLE. Antes de comenzar con cualquiera de ellos por favor consúltelo con su medico.

verduras verdes