Uveítis

Que es la uveítis?

En anatomía ocular, el ojo se divide en 3 capas. La capa mas externa es llamada esclera, es la parte blanca del ojo que vemos en cada uno de nosotros y que continua hacia atrás. La capa mas interna es la retina, una delgada lamina de tejido nervioso encargada de procesar la luz y convertirla en imágenes. La retina puede verse a través de un fondo de ojos con dilatación pupilar. En el medio de estas dos capas esta la úvea. Desde la parte posterior del ojo se compone de la coroides y hacia anterior el cuerpo ciliar y el iris. Estos 3 componentes tienen una anatomía, histología y función única.

Anatomía ocular

Para todo proceso inflamatorio en el cuerpo se usa el sufijo “itis”, por eso uveítis significa una inflamación en la úvea. La uveítis puede ocurrir en respuesta diversos estímulos. Puede afectar individuos de cualquier edad con su pico máximo entra la tercera y cuarta década. Esta influenciada por diversos factores incluyendo genéticos, étnicos, geográficos y ambientales. Es responsable de mas de 30.000 casos de ceguera legal por año en Estados Unidos.

La inflamación puede ser aguda, sub-aguda o crónica. La aguda se caracteriza por congestión ocular, dolor y fotofobia.

Una de las dificultades en entender la uveítis, ya sea para pacientes y doctores de otras especialidades debe a que:

  1. La úvea está compuesta de diferentes partes. Si el iris esta afectado, el diagnóstico y el tratamiento pueden ser completamente diferentes a cuando la coroides esta involucrada. A veces todo el tracto uveal está inflamado, termino medico oftalmológico conocido como pan-uveítis.
  2. La inflamación de la úvea muchas veces afecta otras partes del ojo como la retina, de manera que el cuadro puede complicarse con la aparición de diferentes hallazgos.
  3. Hay diferentes condiciones médicas donde la uveítis es característica en conjunto con otros síntomas o signos de la enfermedad, por ejemplo, entre otros, la enfermedad de Behcet, la sarcoidoisis o Toxoplasmosis.
  4. Hay muchas causas de uveítis
  5. A veces a pesar de un estudio exhaustivo, no encontramos la causa (entre un 35-50% de las veces).

Muchas de las uveítis son un desafío diagnóstico y con frecuencia se arriba al mismo luego de varias visitas y diferentes exámenes.

Que causa uveítis?

Hay muchas causas de uveítis. En muchos centros locales y en el mundo, es un tema tan grande y a veces tan complejo que existen especialistas en uveítis.

La uveítis puede resultar de una infección ocular como por ejemplo por el virus del herpes o por un hongo como la histoplasmosis. Los parásitos pueden estar involucrados también, como la toxoplasmosis.

Puede estar asociado a enfermedades autoinmunes, sin necesidad de otras partes del cuerpo estar afectadas.

Muchas veces etiquetamos la causa como “idiopática”, es decir que no sabemos el motivo exacto. En estos casos normalmente se sospecha de alguna causa autoinmune que aun no podemos descubrir.

Como se clasifica la uveítis?

La uveítis se clasifica según la zona anatómica del ojo comprometida:

  • Uveítis anterior
  • La uveítis anterior involucra la parte anterior del ojo, normalmente el iris (iritis), el cuerpo ciliar (ciclitis) o ambos (iridociclitis). La uveítis anterior es la causa mas frecuente de uveítis y es la mas sencilla de tratar. Sin embargo, hay que seguirla de cerca ya que puede traer complicaciones como el incremento de presión ocular o la formación de cataratas.
  • La causa mas común es la idiopática (37.8%) seguidos de uveítis HLA-B27 positivas asociados con artropatías, incluyendo artropatías inespecíficas, espondilitis anquilosante, artritis reactiva y enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Chron y enfermedad de Whipple).

  • Uveítis intermedia
  • Esta es la menos frecuente. Compromete la pars plana, que se encuentra detrás del cuerpo ciliar y una pequeña porción de la parte mas anterior de la retina.
  • La causa mas común es la idiopática (69.1%) seguida de sarcoidosis y esclerosis múltiple.

  • Uveítis posterior
  • Esta es la segunda en frecuencia. En este caso, la inflamación es en la capa coroides situada en la parte posterior del ojo. En este grupo de uveítis, le retina suele estar afectada. La coroides es una capa de gran contenido vascular fundamental para la irrigación de la retina.
  • La causa mas común es toxoplasmosis (24.6%) seguida de idiopática, retinitis por citomegalovirus, lupus, corioretinopatía Birdshot, sarcoidosis, y otras causas menos frecuentes.

  • Pan-Uveítis
  • Pan-Uveítis significa que todo el tracto uveal se encuentra afectado. La causa mas común es la idiopática (22.2%) seguida de sarcoidosis, coroiditis multifocal, Behcet, lupus, sífilis, y otras menos frecuentes.

Exámenes complementarios

Debido al gran espectro de enfermedades que cursan con uveítis y a las diferentes causas de uveítis per se, para un mismo paciente se suele requerir múltiples estudios de salud. Estos incluyen exámenes de sangre, radiografías o tomografías computadas, necesitando incluso a veces una muestra del liquido intraocular.

¿Como se trata la uveítis?

El tratamiento de la uveítis apunta a lograr los siguientes objetivos:

  • Control sintomático, sobre todo si hay dolor
  • Prevenir la pérdida de visión debido a la enfermedad misma o sus complicaciones
  • Tratar la enfermedad subyacente siempre y cuando sea posible

Así como la naturaleza de la uveítis es variable, el tratamiento también difiere considerablemente según el caso. Los corticoides tienen un rol fundamental, sobre todo en el comienzo, pero hoy en día con la llegada de nuevas terapias immunomoduladoras los esquemas se han modificado. Estas terapias muchas veces se combinan, y en ocasiones, con el uso de gotas o inyecciones ya sean perioculares o intraoculares. Es importante destacar que el tratamiento puede ser multidisciplinario, requiere de profesionales con conocimiento actualizado en este tipo de drogas. Esta tarea suele ser llevada a cabo por reumatólogos.

En casos crónicos se pueden usar drogas intraoculares, algunas con posibilidad de durar hasta por varios meses. A continuación unos ejemplos de un implante Retisert, un implante con corticoide de liberación lenta que puede durar hasta 2 años:



¿Cual es el pronóstico?

El pronóstico depende del tipo de uveítis o de su etiología. Sin embargo, con un diagnóstico y tratamiento temprano, y con las nuevas drogas que logran un control a largo plazo de la inflamación, el pronóstico visual ha mejorado considerablemente. Esto incluye la mejoría en el control y prevención de los efectos adversos que suelen ocasionar las grandes dosis de corticoides.

La uveítis suele ser una enfermedad crónica, a veces la inflamación desaparece por años hasta que recurre. Es difícil decir que una uveítis esta curada pero si podemos decir esta bajo control.